Asociación Amigo Galgo

Los galgos en España son utilizados para la caza de la liebre, mientras que en el resto de la Unión Europea esta práctica es ilegal. Cada año miles de galgos son martirizados y asesinados por cazadores galgueros. Se les mata de hambre. Se les oculta en zulos bajo tierra para evitar que sean robados por otros cazadores. Se les explota en entrenamientos salvajes enganchados a parachoques de vehículos a gran velocidad. Y después de esta miserable vida, se les abandona, falleciendo atropellados, se les deja en pozos para morir de inanición o se les cuelga de un árbol sufriendo una muerte lenta y despiadada.

Más de 50.000 galgos mueren de forma violenta cada año en nuestro país. Para evitar el maltrato, tortura y abandono de estos perros es importante denunciar y sancionar a quienes se los provocan. Si quieres ayudar a cambiar esta situación, adopta un galgo, hazte socio o colabora con AmigoGalgo.